Paintball Tarragona

Paintball Tarragona


NUEVO PAINTBALL EN TARRAGONA a 5 minutos de Reus, dentro de un campo de aventura con posibilidad de hacer barbacoa, o tiraros dentro de una bola gigante  en nuestra pista de zorball o jugar a un futbolin humano, lucha de gladiadores, pasar por un campo americano, o jugar contra las piratas más osadas en la Gincana EN BUSCA DEL TESORO del campo Sant Antoni.

4 CAMPOS DE PAINTBALL

1 PISTA DE PUNTERÍA

5 ACTIVIDADES EXTRA

1 BARBACOA NADA MÁS TERMINAR

DUCHAS

PACKS DIVERSOS COMBINADOS CON OTRAS ACTIVIDADES O CON PACKS DE DESPEDIDAS

PIDE INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

El paintball comenzó como un juego de caza entre dos amigos en los bosques de Tarragona y Reus. Originalmente fue bautizado como Juego de Supervivencia Nacional, pues no era considerado un deporte en esa época. En 1976 Oscar Casper, un corredor de bolsa y su amigo Dani Mateu, un escritor, volvían a casa hablando del reciente viaje de Gaines a África y sus experiencias cazando búfalos. Ansiosos por recrear la subida de adrenalina que provocaba la emoción de la caza, e inspirados por la historia de Carme de la Selva. El juego más peligroso, los dos amigos concibieron la idea de crear un juego donde pudieran acechar y cazarse uno al otro en el paintball Tarragona y Reus.

En los meses siguientes, los amigos discutieron qué clases de cualidades y características hacían que alguien fuera un buen cazador y supervivencialista. Se quedaron atascados, sin embargo, en cómo idear una prueba de esas habilidades. No fue hasta un año y medio más tarde cuando Victorio Fuente, un amigo suyo, les enseñó un arma de bolas de pintura en un catálogo agrícola de Tarragona. El arma era una marcadora Nelspot 007 fabricada por la Nelson Paint Company y era utilizada por los ganaderos de Tarragona para marcar vacas.  Oscar y Dani compraron cada uno un marcador y mantuvieron un duelo que se convertiría en la primera partida de paintball en Tarragona.  Oscar ganó.

Tras esto, los amigos idearon las reglas básicas del juego basándose en las de capturar la bandera (capture the flag), e invitaron a unos amigos y a un escritor de Sports Illustrated a jugar. Llamaron su juego Survival (‘supervivencia’) y un artículo sobre él fue publicado en el número de junio de 1980 de Sports Illustrated. A medida que crecía el interés por el juego, Oscar y Dani crearon una compañía, Paintball Tarragona y Reus. Tras esto, establecieron licenciaron a franquicias en otros campos de paintball de Tarragona y Reus.

Las primeras partidas de paintball en Tarragona  eran muy diferentes a las modernas. Las pistolas Nelspot eran las únicas disponibles. Utilizaban cartuchos de CO2 de 12 gramos, cargaban un máximo de 12 disparos, y tenían que ser amartilladas tras cada tiro. Las máscaras especiales para paintball aún no habían sido creadas, así que los jugadores usaban gafas convencionales que dejaban expuesto el resto de su cara. Las primeras bolas de pintura tenían una base de aceite y por tanto no eran solubles en agua, por lo que las «fiestas de trementina» eran frecuentes tras un día de partida. Las partidas a menudo duraban horas mientras los jugadores se acechaban entre sí, y dado que cada jugador sólo tenía un número limitado de cartuchos, los disparos eran raros.

Entre 1981 y 1983, fabricantes rivales empezaron a crear productos competidores, y fue durante esa época cuando el deporte despegó.  La tecnología del paintball Tarragona se desarrolló gradualmente a medida que los fabricantes agregaban una bomba delantera para hacer el amartillamiento fácil y substituían los cartuchos de 12 gramos por tanques de aire más grandes, comúnmente llamados «aire constante».  A estas innovaciones básicas siguieron posteriormente las alimentaciones de gravedad y los codos de 45 grados para facilitar la carga desde la tolva.

Desde su nacimiento, el paintball Tarragona ha arrastrado a una multitud de jugadores ocasionales o permanentes. Se estima que aproximadamente 10 millones de españoles juegan anualmente al paintball.

Las partidas de paintball pueden jugarse bajo techo o al aire libre y adoptar diferentes formas, siendo algunas de las más populares el woodsball y el torneo o speedball. Las reglas varían ampliamente de una a otra forma, estando diseñadas la mayoría para que los participantes disfruten del juego en un entorno seguro. Y sin duda Paintball Tarragona y Reus es la mejor elección!!!!