Mi despedida de Soltera

28 Abr

Mi despedida de soltera comenzó un viernes por la tarde. Mi novio trabajaba en Barcelona y yo estaba en una lejana ciudad del sur, pro lo que él no pudo asistir. A mi despedida de soltera invité a todos mis compañeros de trabajo, mis hermanos y mis amigos.

Fuimos a un bar de unos amigos, que al ser mediodía estaba cerrado. Fueron llegando mis invitados, unos antes y otros después. Las chicas llegaron más tarde por que fueron a arreglarse un poco a su casa. Nos íbamos reuniendo, intercambiábamos los saludos y nos íbamos acomodando de pié delante de una gran mesa donde había un gran surtido de comida. No faltó la cerveza y el ambiente se fue alegrando.

 

A la hora y media la gente empezó a dejar la cerveza para ir a bebidas mayores y yo, que hacía un poco de relaciones públicas me fui animando con mis invitados. Comenzamos a bailar. Era invitada a bailar por mis compañeras. Cuando la tarde estaba ya bastante animada, mis compañeras de trabajo me entregaron mi regalo: un juego de picardías muy atrevido. Un gracioso pidió a voces que me lo probara. Me sonrojé…. mas de esta historia en la web de la autora

Dejar un comentario